Glúteos de acero

Mujeres entrenando squats con kettlebell

El objetivo común entre las mujeres al entrenar suele ser el aumento de piernas y glúteos por su componente estético, pero no debemos olvidar que la principal motivación debe ser el hecho de tener un tronco inferior fuerte para estar más saludables. Los cambios físicos acompañarán esta fortaleza que conseguiremos al realizar unos buenos ejercicios para estos grupos musculares.

Las piernas son fundamentales en la mayoría de los ejercicios al ser la principal forma de propulsión. El entrenamiento en esta zona mejora la circulación sanguínea evitando la retención de líquidos y la acumulación de nódulos de grasa (es decir, nos ayuda a combatir la celulitis, aunque debo decir que desgraciadamente, es poco probable que esta desaparezca del todo. Aceptémosla, es parte de nuestra biología por el hecho de retener más líquidos y tener más grasa corporal que los hombres).

La musculatura del tren inferior incluye los cuádriceps, isquiotibiales, abductores, glúteos y gemelos además de muchos otros músculos menores. Algunos de estos músculos son de gran tamaño y su entrenamiento requiere de gran esfuerzo, como es el caso de los cuádriceps o del glúteo mayor. Es por ello que entrenarlos en casa sin ningún tipo de material puede llegar a resultar complicado.

A continuación dejo listados algunos de los muchos beneficios del entreno de pierna y glúteo:

  • El entrenamiento del tren inferior nos permite conseguir un mejor equilibrio corporal.
  • Mejora la potencia y la velocidad.
  • El trabajo de glúteos y piernas provoca un gran consumo calórico al tratarse de un grupo muscular grande.
  • Activa grupos musculares del tren superior y mejora el entrenamiento del mismo.
  • Fortalece y protege las articulaciones.
  • Reduce el riesgo de sufrir lesiones.
  • Repercute en el rendimiento general.
X